Parte 3 - La buena gente

13.07.2013 00:00

El resto de personas si existe:

La buena gente sabe que no es el centro del universo, es el centro de su universo, con satélites girando a su alrededor, los cuales necesitan ser escuchados, estimulados e impulsados. Nosotros tenemos que estar ahí, debemos ser su inspiración, su influencia, su ayuda… Hay que convencer no someter*. Ser sincero al ayudar, no esperar nada a cambio. Hay que saber cuando y donde. No hay peor cosa que un consejo no necesario.

Si algún satélite gira en otra dirección y es feliz así, no hay problema, pero que se busque otro universo.

* Personalmente creo que los hijos, como los subordinados en un trabajo, deben tener respeto a sus padres o jefes, nunca miedo. Si tiene miedo no llegaran muy lejos con el perjuicio inevitable para la otra parte.